Aumento del consumo responsable y búsqueda de bienestar a través de nuevos hábitos cotidianos

El aislamiento social generó un mayor interés por consumir de forma más saludable y responsable en los hogares.


En estos últimos meses y a raíz de la cuarentena, varios estudios demostraron nuevos cambios de hábitos alimenticios y la búsqueda de realizar actividades que ayuden a encontrar el bienestar para mantenernos activos tanto corporal como mentalmente.

El hogar se volvió el centro del entretenimiento, cocinar se convirtió en una tarea que reconforta e implica a toda la familia y el ejercicio resultó una vía para desahogarnos en un contexto tan particular. Dentro de estas nuevas y buenas costumbres, se comprobó que 1 de cada 5 argentinos redujo el consumo de alcohol y gaseosas mientras que 1 de cada 4  consumen más verduras y frutas[1]. Además, se observó un incremento en la actividad física y un aumento de conductas socialmente responsables orientadas no sólo a nuestro cuidado sino también al del medio ambiente.

Desde Sodastream, buscan acompañar estos nuevos hábitos a través del consumo casero de soda el cual permite no sólo cuidarse y hacer soda sin salir de casa, sino mantener hidratada a toda la familia de forma más entretenida y divertida. Por otra parte, la marca invita a involucrarse activamente y colaborar con el cuidado del medio ambiente, ya que una botella de Sodastream que se utilice equivale a 3000 desechables por año.

[1] “Alimentación al cuerpo y alma”, estudio de Kantar. “Búsqueda de bienestar entre la incertidumbre y el aburrimiento, estudio de Kantar.

Deja un comentario