El desafío de comprar productos SIN ENVASE

 “La idea surgió desde una necesidad propia, por un lado, tratar de consumir productos libres de envases y por otro, de no desperdiciar comida, es absurdo que uno tenga que estar obligado a consumir más de lo quiere y que no se consigan cosas como de limpieza sin empaques y demás; empecé a pensar cual sería la razón por la cual esto no existía, pensé que realmente había alguna cuestión legal de bromatología que no lo permitía y la verdad es que no. Entonces una vez que vi que esto era factible le empezamos a dar vueltas junto con mi socio al proyecto”.  La experiencia la relata Ana Pierre, una de las creadoras de Cero Market, el primer Supermercado Sin Envases de Argentina ubicado en el barrio porteño de Belgrano.

En la entrevista para Innovar Sustentabilidad, asegura que la idea es colaborar con el ambiente y  fomentar que los consumidores vayan a comprar con sus recipientes. “Lo que nosotros incentivamos es que todos traigan lo que tengan, con lo que cada uno se sienta cómodo transportando, pueden ser recipientes de plástico, frascos de vidrio, bolsas de género, bolsas de plástico reutilizado, bolsas herméticas. La propuesta es que el envase sea un simple modo de transportar algo de un lugar a otro, que no tiene por qué tirarse”.

Los que están de paso, también tiene opción. En el local van a encontrar botellas de vidrio, frascos de vidrio de distintos tamaños, latas para los cosméticos y productos de higiene, bolsas de género y bolsas de papel Kraft para los productos secos.

En este supermercado se pueden comprar los mismos tipos de productos que en uno tradicional, a excepción son los alimentos frescos como lácteos, fiambres, carnes y verduras. El resto como: higiene personal, limpieza, belleza, alimentos para mascotas, dulces, golosinas, aceites, vinagres, legumbres, cereales, panificados, se pueden encontrar teniendo en cuenta que todo se vende suelto. El mecanismo es ir, pesar tu recipiente, cargarlo con lo que necesites y luego volverlo a pesar, descontándose el peso del envase aportado.

Ana nos revela que a lo que presta más atención es a la higiene, no sólo por este contexto social que atravesamos sino por el tipo de comercio. Nos detalla que el depósito es limpiado cada 15 minutos, lo mismo ocurre en el local, que es higienizado a la mañana antes de abrir al público, al cerrar y durante el día. “Es fundamental que conservemos el local en estado de higiene impecable” puntualiza.

Otro punto importante son los precios, aunque desde Cero Market indican que no son más caros que en un supermercado tradicional queremos que el consumo amigable con el ambiente sea para todos, no queremos ser algo de nicho, queremos ser algo para todo el mundo incluso para animar a más personas a que se involucren en esta movida”. De hecho, se estima que los consumidores podrán ahorrar ya que no tienen que comprar cantidades mínimas y de esta manera, pueden empezar a consumir de un modo más responsable.

Ana manifiesta que luego de la pandemia evalúan implementar el delivery y el pick up; y aunque no tienen medido cuanto es el impacto en el ambiente, estiman que su contribución alcanza como para saber que esta idea funciona.

Hay una nueva forma de comprar: sin envases, sin un mínimo de cantidad, promoviendo el consumo responsable e impulsando el comercio justo y está entre nosotros. La tienda se encuentra en la calle Monroe 2468 y abre de lunes a sábado de 10 a 18 hs.

Pasen y vean.

Deja un comentario