La innovación al servicio de la nutrición

Molinos Río de la Plata, empresa del Grupo Perez Companc, lanzó un nuevo Reporte de Sustentabilidad, basado en los tres pilares de su Estrategia: Salud y Bienestar, Desarrollo de Personas y Comunidad y Cuidado Medioambiental. En el mismo se resume el desempeño social, medioambiental y económico de la empresa alimenticia durante el año 2018.

En materia de Salud y Bienestar, se continuó mejorando el perfil nutricional de los productos, con foco en lo que respecta a la reducción de nutrientes críticos. En 2018 se logró reducir el sodio en un 20% en las presentaciones de Risottos, Lucchettinis y Raviolis. El esfuerzo en la reducción de este nutriente desde 2010 equivale a 35 millones de cucharadas de sal que se dejaron de aportar al mercado. En relación al azúcar, la reducción fue del 30% en gelatinas en 2018, y el trabajo acumulado en los últimos 10 años equivale a 2 mil millones de cucharadas de azúcar menos en los hogares argentinos.

Además, como miembro de COPAL, Molinos suscribió a la autorregulación publicitaria, que establece que en canales cuya audiencia supere el 35% de menores de 12 años, solo podrán publicitarse productos que cumplan con criterios nutricionales estandarizados y preestablecidos a nivel internacional.

Dentro del pilar de Desarrollo de Personas y Comunidad, Molinos continúa siendo uno de los principales donantes de la Red Argentina de Banco de Alimentos, que reúne a 2.670 entidades beneficiarias que alcanzan a más de 377 mil personas. Molinos donó 622 toneladas a la Red en 2018, 578 de las cuales fueron a Banco de Alimentos de Buenos Aires. Molinos lleva donados más de 9 millones de kg a la Red desde el 2002, que equivalen a 27 millones de platos de comida.

En cuanto al principal programa de RSE, Comer Rico, Comer Sano, Molinos continúa buscando colaborar con la construcción de hábitos saludables vinculados a la alimentación en las comunidades educativas involucrando a docentes, alumnos y familias. Durante el 2018 tuvo un aumento considerable en la cantidad de alumnos a los que llegó, superando los 4.400, un 47% más respecto al año anterior. Fueron 59 escuelas participantes, 14 más que en 2017, y abarcó un total de 158 docentes capacitados.

En relación a los colaboradores, Molinos se posicionó como una de las 3 mejores empresas de alimentos del país para trabajar, según el Ranking Merco Talento. Además, 45 colaboradores participaron del programa Jóvenes Profesionales, que obtuvo una satisfacción del 100%.

Por último, en materia de Cuidado Medioambiental, Molinos hace un uso racional de materiales e insumos basado en las 3 R: Reducir, Reciclar y Reutilizar. En 2018 se implementaron 28 proyectos de reducción de papel y plásticos para minimizar el impacto ambiental de los distintos envases en todo su ciclo de vida. Entre los destacados referidos al consumo eficiente de recursos, la compañía generó 460 toneladas menos de residuos no especiales. Además, por cuarto año consecutivo, Molinos logró un aumento del porcentaje de los residuos valorizados, es decir, con un destino sustentable, llegando a valorizar el 74,16 % de todos los residuos generados.

Año a año, la Compañía renueva su compromiso con la Sustentabilidad, con el foco en “hacer las cosas bien, cada vez mejor, tomando decisiones de largo plazo” y así convertir a Molinos en una organización cada vez más sustentable.

Deja un comentario