Producción orgánica, una tendencia que crece

Argentina está posicionada entre los primeros productores orgánicos del mundo y, aun así, es limitada la difusión de los beneficios que implica la producción y el consumo de alimentos orgánicos para el medio ambiente y la salud respectivamente.
 
Los  alimentos y otros productos orgánicos conllevan un alto valor agregado por sus atributos diferenciales, son nutritivos, saludables y trazables. Provienen de establecimientos de las 23 provincias argentinas, donde se emplean especialmente tecnologías de proceso que emplean mano de obra y requieren capacitación técnica.
 
La Producción Orgánica promueve el cuidado ambiental y respeta cinco principios relacionados con la conservación del suelo, el mantenimiento de la biodiversidad, el no uso de productos de síntesis química ni de organismos genéticamente modificados, asegura el bienestar animal y posee trazabilidad en todo el proceso.
 
Está regulada por la Ley nacional 25.127, que define a la producción orgánica. También está establecido allí que SENASA encabeza el sistema de control y certificación que brinda la garantía de autenticidad de los productos orgánicos. Los términos “orgánico”, “ecológico” y “biológico” son considerados sinónimos y solo podrán usarse en las etiquetas de productos que cumplan con lo establecido por esta Ley.
 
En nuestro país, MAPO (Movimiento Argentino para la Producción Orgánica) es la única organización no gubernamental que nuclea al sector orgánico de la República Argentina.
 
Desde hace casi 25 años trabaja con la misión de que los productos orgánicos argentinos sean parte de la vida cotidiana de las personas, mejorando su calidad de vida, su ambiente y el de las futuras generaciones.
 
MAPO forma la red de orgánicos, reúne y conecta personas, entidades, empresas u ONGs, productores, elaboradores, comercializadores, consumidores, certificadores, investigadores, científicos, técnicos, educadores, y demás interesados en el mundo orgánico. 
 
Los objetivos de la organización son:
 
  • Promover la producción orgánica.
  • Difundir y demostrar a la comunidad los beneficios del sistema de producción y de la alimentación orgánica.
  • Asegurar la calidad y la transparencia de los Mercados orgánicos.
  • Expresarse con una sola voz en defensa del Movimiento Orgánico y sus integrantes.
 
MAPO cuenta con delegaciones regionales en distintos puntos de Argentina logrando mayor llegada y acciones acordes a la diversidad de regiones, climas y producciones, y por sobre todo de productores, que día a día trabajan la tierra y permiten que los alimentos orgánicos lleguen a la mesa de los argentinos. 
 
La producción orgánica es una muy buena alternativa para los productores, la agricultura, el medio ambiente y el consumidor, es por ello que es una responsabilidad ineludible difundir sus beneficios y favorecer su implementación y crecimiento. 
 

 
Artículo elaborado por MAPO, Movimiento Argentino para la Producción Orgánica.

Deja un comentario