Una hora más en el club es una hora menos en la calle

La Asociación Civil El Bosque Rugby Club es una organización sin fines de lucro ubicada en la localidad de San Francisco, Pilar. Fue creada en el 2012 por ocho jugadores de rugby, salidos de clubes como Alumni, Deportiva, San Patricio y Newman. Les abrieron las puertas a aquellos quienes no contaban con los recursos suficientes para practicar un deporte, y hoy son una comunidad. En esta entrevista junto a Innovar, Lucas Donnelly, presidente de la Asociación, nos cuenta su misión, los obstáculos que pasaron en el 2020 y los objetivos para el 2021.

 

IS- ¿Cuál es la misión de El bosque? ¿Cómo empezó este club social de rugby y hockey?

 

L- Su misión es acompañar a niños y jóvenes viviendo en contextos de vulnerabilidad en su desarrollo personal y académico, utilizando el deporte de equipo como principal herramienta. 

Brindamos un espacio de contención y escucha para aproximadamente 100 chicos, y buscamos generar un ambiente de recreación y confianza, en donde los jugadores se sientan comprendidos y puedan divertirse de forma sana y en grupo. El club, además de acompañar a niños y jóvenes, también ofrece actividades deportivas en dos centros de rehabilitación de adicciones de Pilar y Capilla del Señor. 

 

IS- ¿Cómo se organizaron en el 2020 frente a la pandemia? 

L- 2020 fue un año extremadamente duro para el Club. No pudimos comenzar con los entrenamientos en marzo debido a la pandemia, por lo que tuvimos que reorientar nuestros esfuerzos de otra forma. Aprovechamos el 2020 para comenzar a construir nuestro propio predio (proyecto que este 2021 y más adelante), y tratar de ayudar de otro modo. En ese sentido, durante todo el año pasado trabajamos codo a codo con un comedor de la localidad, el comedor CONFIAR, y con otras muchas ONG, buscando donaciones para repartir bolsones de alimentos y elementos de higiene a las personas del barrio, que fueron las más afectadas por la pandemia. 

 

IS- ¿Qué proyectos tienen para el 2021?

L- Para este 2021 nos proponemos, en el inmediato plazo, volver a la actividad, para que el fuego que nos mueve a hacer lo que hacemos no se apague, y porque extrañamos mucho a los chicos y los chicos nos extrañan mucho a nosotros. Durante este año ya sufrimos un gran traspié: Nos robaron todo el material deportivo que teníamos guardado (botines, ropa de rugby, camisetas, shorts, medias del club, pelotas, todo), con lo cual también tenemos el desafío de poder recuperar las cosas que nos quitaron con donaciones y ayuda de particulares. Y también seguir construyendo nuestro predio: poniéndole luz, tanque de agua para los vestuarios, seguridad, etc.

“Volver a la actividad, para que el fuego que nos mueve a hacer lo que hacemos no se apague”.

Lucas Donnelly

IS- ¿Cuál es tu rol dentro del club social “El bosque”?

L- Mi rol en el bosque tiene dos caras: la institucional y la de «todos los días». Hoy soy el Presidente de la asociacion civil en los papeles, pero dentro de la vida del club soy uno de los que llaman «referentes». Ya hace 7 años que estoy en el Club y hoy no solo entreno a los chicos al rugby, sino que también me toca ser jardinero, responder mensajes en redes, buscar donaciones, como que hago un poco de todo.



Deja un comentario